Mantener una buena alimentación en la tercera edad

residencia de ancianos en Sevilla

Tener una buena alimentación es imprescindible para la salud. Cada vez son más las personas mayores que acuden a residencias de ancianos en Sevilla o centros de día para poder optar por comidas que tengan todos los nutrientes necesarios. Llegada a esta edad es imprescindible comer ciertos alimentos para mantenernos en la mejor forma posible.

El envejecimiento hace que cambiemos tanto por fuera como por dentro. Es esencial mantener una buena dieta durante la tercera edad para que tengamos una buena calidad debida.

A la hora de tener en cuenta la edad también tener que tener en cuenta las necesidades alimentarias de esa persona. Las personas mayores deben de tener una dieta que esté enfocada a sus cambios físicos y las posibles enfermedades que puedan traer.

Alimentación y tercera edad

Las personas mayores cuentan con hábitos de alimentación más que cuestionables. En ocasiones adquieren hábitos de vida sedentarios debido a el aislamiento o la depresión. Todo ello conlleva a una pérdida del apetito en las personas mayores.

Una vez que hemos pasado los 60 años la capacidad de absorción de las personas disminuye, así como también se da un aumento en el consumo de los medicamentos. También suelen aparecer síntomas como la dificultad para masticar, una menor actividad física o la pérdida del gusto.

Cuando nos hacemos mayores tenemos un menor consumo de energía pero necesitamos la misma cantidad de nutrientes debido a que nuestro metabolismo y otros ámbitos como el menta y el físico también cambian haciéndose más lentos.

Características de una buena alimentación

  • Debe ayudarnos a mantener un buen estado de salud.
  • Aportar los nutrientes y la energía que necesitamos.
  • Prevenir las enfermedades consideradas crónicas.
  • Incluir alimentos conocidos por la persona mayor.
  • Tener buen sabor y aspecto.

A la hora de equilibrar una dieta debemos de tener en cuenta que:

  • Las proteínas deben aportar entre un 10 y 15% de las calorías totales que necesitamos.
  • Los lípidos no pueden aportar más del 30 o 35%.
  • Los hidratos deben aportar al menos el 50 o 60% restante.

Nutrientes esenciales en la tercera edad

La alimentación de las personas mayores tiene que tener todos los nutrientes necesarios. También debe asegurar la absorción de los nutrientes esenciales con el objetivo de tener una dieta energética y saludable que cubra todas las necesidades de la persona. Entre los nutrientes que debemos incluir se encuentran:

  • Vitamina D para evitar la anemia. Puede conseguirse con platos que incluyan salmón, caballa y atún. También debemos de tomar el sol para conseguirla.
  • Zinc. Es un antioxidante natural. Comer legumbres, pescados, cereales, huevos y carne ayuda a que se regule el sistema.
  • Vitamina B12. En el marisco, carne magra y pescado. Nos ayuda a mejorar el desarrollo mental y a evitar las enfermedades que están relacionadas con el deterioro mental.
  • Calcio. Mineral esencial para los huesos. Está presente en lácteos, frutos secos y soja. Reduce el riesgo de padecer osteoporosis.
  • Potasio. Reduce el riesgo de sufrir hipertensión. Sobre todo en frutas, verduras y yogures.

El hecho de vivir en residencias de ancianos en Sevilla nos permitirá mantener la mejor salud y alimentación. En la Residencia CER Espartinas cuentan con especialistas que llevan a cabo una dieta equilibrada.